Carta de una maestra jubilada es aplaudida por millones – ¿Tu también la apoyas?

Si tienes que poner a alguien en un pedestal, pon a los maestros. Son los héroes de la sociedad. -Guy Kawasaki

Si los profesores tuvieran el reconocimiento por parte de la sociedad que en verdad merecen, el cuento sería muy distinto y además, sería lo justo, aunque claro, de ello no depende que el sistema educativo deje de ser tan mediocre como lo es en la actualidad y aunque muchos se aferran a culpar a los profesores, en internet está circulando la carta de una maestra jubilada que por fin nos ha abierto los ojos.

Todos tenemos diferentes puntos de vista, es cierto y se respetan, pero ya es muy común escuchar en todas partes que los maestros son los responsables de un sistema educativo tan mediocre sin fijarnos que en ocasiones los alumnos ni siquiera llevan a la escuela cuaderno y lápiz ¿y eso también es culpa de los maestros?

Seamos más justos a la hora de señalar y en vez de ello comencemos a actuar si en verdad queremos un cambio puesto que este comienza en nosotros mismos.

Los invito a leer la siguiente carta de Lisa Robenson, una maestra jubilada que escribió a un periódico para dar a conocer su opinión sobre el tema y ahora esta carta se ha viralizado.

LOS PADRES SON EL PROBLEMA

¨Como maestra jubilada, estoy harta de las personas que no saben nada sobre las escuelas públicas o que no han estado en un aula recientemente decidiendo cómo arreglar nuestro sistema educativo.

¡Los maestros no son el problema! ¡Los padres son el problema! No están enseñando a sus hijos modales, respeto o incluso un conocimiento general de cómo llevarse bien con los demás. Los niños vienen a la escuela con zapatos que cuestan más que todo lo que visten los profesores, pero no tienen papel o lápiz . ¿Quién los provee? Los maestros a menudo los proveen de sus propios bolsillos.

Cuando mires las escuelas que están fallando, mira a los padres y estudiantes. ¿Los padres vienen a las reuniones de padres? ¿Hablan con los profesores regularmente? ¿Se aseguran de que sus hijos estén preparados al tener los suministros necesarios? ¿Se aseguran de que sus hijos hagan su tarea?
¿Tienen números de teléfono que funcionen? ¿Los estudiantes toman notas en clase? ¿Hacen sus deberes? ¿Los estudiantes escuchan en clase o son la fuente de las interrupciones de clase?

Cuando mires estos factores, verás que no son las escuelas las que están fallando sino los padres. Los maestros no pueden hacer su trabajo y el trabajo de los padres.

Hasta que los padres se levanten y hagan su trabajo, nada va a mejorar¨.

-Lisa Robenson

¿Qué opinas acerca de esta carta?

Danos tu opinión al respecto y difunde con los demás, quizás logre ser una buena reflexión tanto para profesores como para padres de familia, finalmente el fin son nuestros pequeños.

Para más notas, no olvides regalarnos un like.

Fuente consultada: Facebook/ Tonny Flowers/ Digital

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *